La diástasis abdominal

Se trata de una apertura situada en la zona entre los vientres musculares del recto del abdomen la cual puede ser de mayor o menor magnitud y localizarse en diferentes niveles. Se suele considerar diástasis si la apertura es igual o superior a 2,5cm. Si se agrava puede acabar en una hernia abdominal cuya solución más común es la cirugía. Pero lo más adecuado será tratar la diástasis para no llegar a este último caso.

Factores de riesgo

  • Embarazo: en el embarazo se produce una diástasis debido a la relajación de los tejidos para dejar que la tripa crezca. En el postparto la diástasis se puede mantener de dos a cinco meses. La gimnasia postparto nos ayudará a que esta diástasis funcional se cierre más rápidamente.
  • Sobrepeso: el exceso de grasa abdominal se puede infiltrar en el músculo haciendo que éste no trabaje bien.
  • Genética: las personas pelirrojas, rubias y de tez blanca tienden a padecer más problemas de debilitamiento muscular. 
  • Postura: una mala postura en la que la espalda no está bien erguida favorece a que los músculos de la faja abdominal no hagan bien su función.
  • Pelvis que no se adapta bien en el embarazo: el bebé no tiene espacio en ella y busca su crecimiento más hacia el exterior dando una barriga muy grande.
  • Abdominales clásicos: los ejercicios abdominales clásicos perjudican tanto el suelo pélvico como favorecen la diástasis.
  • Problemas digestivos: estos hacen que la faja abdominal esté menos activa por la hinchazón. 

¿Como prevenir la diástasis o que ésta se agrave?

  • Al cargar un peso activaremos nuestra faja abdominal escondiendo el ombligo y elongando nuestra espalda hacia el techo.
  • evitar los abdominales clásicos e incorporarnos cuando estamos estiradas levantando la cabeza y el tronco, lo adecuado será ponerse de costado y desde ahí incorporarnos.
  • cuando necesitemos agacharnos evitaremos doblar nuestra espalda aproximando costillas y pubis, nos flexionaremos desde las caderas manteniendo la espalda bien recta.
  • en el caso de que quieras quedarte embarazada antes intenta preparar tu cuerpo: ponerte en manos de un Nutricionista si tienes sobrepeso, hacer deporte que no suponga impacto y que después en el embarazo puedas seguir haciendo. Si padeces diástasis trátala con un fisioterapeuta especializado para ayudar a que se cierre. 

¿Cómo se trata la diástasis?

Un fisioterapeuta especializado debe valorar qué puede estar influyendo en tu caso para hacer el tratamiento más adecuado. Lo más conocido y habitual son los hipopresivos y la electroestimulación, aunque hay más técnicas como el método APOR, el método 5P y la terapia manual para tratar los tejidos colindantes, como el diafragma o la fascia toracolumbar, cuya tensión pueda estar perjudicando o creando la diástasis. En algunos casos se complementará con una pauta nutricional para resolver problemas digestivos ya que si éstos se mantienen será muy difícil tonificar de nuevo la zona.

Las sesiones y/o las pautas domiciliarias se harán de dos a tres veces a la semana para que sea más efectivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s