Los síntomas que delatan al suelo pélvico

¿Como saber si tu suelo pélvico tiene alguna disfunción?
A continuación os hablaré de diferentes síntomas que nos pueden estar indicando que el suelo pélvico està padeciendo algún problema y, por tanto, deben ser tratados por un fisioterapeuta especializado.

  1. Pérdidas de orina de mayor o menor cantidad al realizar esfuerzos comunes como una tos, un salto, un estornudo, coger un peso… Es el síntoma por el que más pacientes acuden a consulta, pues puede condicionar su calidad de vida.Éste síntoma puede indicar que el suelo pélvico ha perdido tono o incluso puede haber algún problema a nivel de la vejiga.
  2. Dolor en las relaciones sexuales. El dolor en la penetración no es normal. Puede ser producido por un espasmo involuntario de los músculos, una cicatriz dolorosa, …
  3. Necesidad repentina de orinar de manera rápida por miedo a que se escape. Éste síntoma lo llamamos imperiosidad miccional y nos puede indicar alguna alteración en la vejiga. Aparecen las ganas de hacer pipí de golpe y las pacientes necesitan correr al baño. En algunos casos llegan a tener pérdidas antes de llegar.
  4. Sensación de peso en el bajo vientre. Puede indicar un descenso de alguna de las vísceras de la pelvis menor (útero, vejiga, uretra). En casos más graves las pacientes detectan un bultito que sale de la vagina.
  5. Gases vaginales, es decir, la salida involuntaria de gas por la vagina que suele indicar un apertura de la misma por debilidad de los músculos más superficiales.
  6. Incontinencia fecal o de gases. Otro síntoma de debilidad o hipotonia en el suelo pélvico. Algunas mujeres lo describen como dificultad en retener las heces para llegar al baño a tiempo, en otros casos se les escapa un gas al realizar un esfuerzo.
  7. Estreñimiento: puede existir una debilidad o alteración a nivel de los músculos más posteriores del suelo pélvico, por exceso de tono (tensión) o por poco tono. Algunas mujeres describen que en el momento de la defecación deben mover su pelvis para ayudar a la salida de las heces.
  8. Dolor: el dolor en el periné se puede localizar en la zona de la entrada de la vagina incluso hasta el ano. Algunas pacientes lo describen como un escozor que, en algunos casos, dificulta estar sentada un tiempo prolongado. Puede haber una causa desencadenante como una cirugia, el parto, la menopausia o una infección pero en otros casos no se conoce su origen inicial.

Ante alguno de estos síntomas será muy importante ponernos en manos de la fisioterapia uroginecológica para poder combatirlos.

Detectar éstos síntomas antes de que se agraven será de gran importancia para el pronóstico y evolución de la patologia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s